viernes, 13 de agosto de 2010

Jose Maria Navarro Gonzalez, Presidente de ADEViC


Lo bonito de adentrarse en este maravilloso y cada vez más atrayente mundo de la Educación Vial, es que se conocen personas de muchos sitios. Personas que antes de que el que suscribe estuviese opositando, ya llevaban años entregados a transmitir un mensaje. Personas como D.José María Navarro que no se conformaba con realizar su trabajo diario, que sentía que se podía hacer algo más por restar víctimas y llegar a cuanto más personas mejor. Con gente como él se alcanzan grandes metas y es que, como siempre digo, juntos podemos.
Quizás algunos de los lectores de esta entrada conozcan perfectamente a la persona de la que os hablo, pero como tenemos afortunadamente cada día nuevos lectores de este punto de encuentro, quiero ir presentando a las personas que historicamente han hecho algo por la Educación y Seguridad Vial. Poco a poco iré publicando artículos y comentarios sobre personas relevantes en "este mundillo". He querido comenzar estas entradas con José María, porque, en el poco tiempo que coincidimos me transmitió más de lo que se puede aprender en un curso de 70 horas. Tambien ayuda que he leido una publicación que realizó en el blog de FETEVI, y que está totalmente de actualidad en estos días. José María espero que no te importe que te dedique esta entrada.
Espero que sea de vuestro interés aquí la teneís integra:




La Educación Vial es cosa de TODOS

Hace años las Policías Locales, dentro de su contexto Municipal vienen trabajando día a día entre sus conciudadanos por una apuesta de la Educación en la Seguridad Vial.
Desde hace más de tres décadas, monitores de muchas Policías Locales colaboran con los profesores/as de los colegios e institutos dando clases y charlas formativas de Educación Vial a niños/as y adolescentes.
Pero… ¿qué se entiende por Educación Vial?
Para la mayoría de personas e instituciones es la formación de futuros conductores, y va básicamente dirigida a niños y adolescentes en edad escolar, donde se les enseña normas y señales que luego ponen en práctica en los Parques Infantiles de Tráfico.

Al principio de los años noventa, en Cataluña, varios monitores de Educación Vial de distintas Policías Locales nos ponemos en contacto para trabajar en común, intercambiar experiencias, desarrollar nuevos programas y formarnos como educadores. Dos años más tarde se crea el Grupo de Monitores de Educación Vial de Cataluña, hoy Asociación para el Desarrollo de la Educación Vial “ADEViC” y en el 1999 la Federación Estatal que aglutina a otros monitores del resto del Estado, con objetivos muy concretos y que entiende que la Educación Vial debe ir dirigida a todos los ciudadanos en general, siendo su base la propia protección, el respeto a todos los demás usuarios de la vía pública y el cumplimiento de las normas y señales de tráfico vigentes.

Entendemos que la Educación Vial es algo más que el exacto cumplimiento de la normativa en torno al tráfico. Es una enseñanza encaminada al desarrollo de habilidades cognoscibles, afectivas y conductuales, relacionadas dentro del mundo vial. Hay que destacar que en un programa de Educación Vial el contenido debe estar pensado para trabajar desde unos conceptos (semáforo en rojo = no pasar), unos procedimientos (que el ciudadano no pase) y unos valores (que la persona tome conciencia que lo que ha hecho es lo correcto).
El objetivo final es que una vez aprendidos los conceptos, adaptados los procedimientos y asumidos los valores, los usuarios de la vía, tengan la capacidad de reflexionar sus actos fomentando una actitud más positiva y segura, a la vez que sean capaces de analizar los problemas de su entorno bajo sus propios criterios y promuevan una reflexión a todos los profesionales e instituciones implicados en el tráfico.

Pero todo esto no es suficiente si se hace individualmente.

Imperiosamente se debe contar con los padres, porque no hay que olvidar que ellos forman la parte más importante de la educación. Por eso en la familia se debe exigir una conducta responsable y de respeto para crear hábitos seguros, participar en las AMPAS colaborando en actividades conjuntas donde puedan opinar, debatir y reflexionar sobre su conducta y la seguridad de sus hijos.

Es importante la implicación de los centros escolares, introduciendo programas de Educación Vial en el currículum escolar del centro, aplicarse como eje transversal en primaria, a través de créditos en secundaria y actividades, charlas o “Treball de Reserca” en bachiller, donde los profesores se motiven, participen y se impliquen en las actividades, al mismo tiempo que sean ejemplo para sus alumnos sobretodo al entrar y salir del centro y en las actividades extraescolares.

Es necesaria la unida de todas las Asociaciones e Instituciones Particulares, comprometidas con la Educación Vial (Locales, Autonómicas o Estatales), para crear una mesa de trabajo donde todas puedan colaborar, incidir y participar en proyectos de diseño de Planes Estatales o Municipales de Educación Vial, en colectivos educativos, profesionales y sociales en general.

Es hora que la administración pública regule o legisle un Plan de Educación y Formación Vial, encaminado a garantizar la Seguridad de los Ciudadanos, concretando quien, como y donde desarrollarlo.

Finalmente, i sobre todo, CREEMOS EN LA EDUCACIÓN POR LA MOVILIDAD SEGURA, y creemos en la educación como forma necesaria y complementaria del sistema sancionador, que por sí solo no es capaz de cambiar actitudes.

Jose Maria Navarro Gonzalez
Presidente de ADEViC
Asociación para el Desarrollo de la Educación Vial en Cataluña


http://adevicfetevi.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada